Cátarino Hernández “el Cátaro” llega a esta ciudad procedente de Mazatlán en 1968, Pedro Zaragoza Félix vió en él a un excelente instructor del deporte blanco.

Llega al Club Campestre, A.C. dónde apenas un grupo de 9 adultos, todos ellos entre 30 y 35 años y con todo el entusiasmo empezaron con el la nueva era del tenis moderno en Obregón, con apenas 2 canchas de arcilla. Cuándo el club amplió  la capacidad a 6 canchas, se empezó a entrenar a niños.imageó

Hoy en día a crecido bastante la afición de este deporte, para el Cátaro sería  importantísimo que el Municipio optara por rehabilitar dónde  en algún tiempo hubo 4 canchas en el deportivo, para poder dar oportunidad a todos los sectores sociales de practicar este bello deporte, se podría descubrir excelentes talentos locales.image

toda mi admiración para el Cátaro, ya que pasan generaciones tras generaciones y él siempre está al pie del Cañón, gracias Cataro por todos los que aprendimos el tenis por ti.imageimage

0 Comment
431 Views
Previous Post Next Post

You Might Also Like.

No Comments

Leave a Reply